martes, 29 de mayo de 2007

Huellas que permiten su identificación

Cuando una bala de plomo macizo o encamisada, pasa a través de un cañón estriado bajo alta presión, tiende a expandirse y ocupar completamente la sección transversal de aquél. El proyectil debería poseer una medida tal que le permitiera seguir el estriado y prevenir la pérdida de presión y la erosión de las superficies internas del ánima por escape de gases. Cuanto más se expanda el proyectil, más distintivas serán las marcas o huellas que registre, y facilitará el cotejo entre características estríales.

Las desigualdades en las superficies aceradas de campos y macizos marcarán el proyectil a su paso por el interior del ánima bajo presión, y mostrará marcas útiles, no sólo en los macizos, sino también en los campos.


Es frecuente encontrar cañones con rebabas en su boca debido a accidentes o mal trato del arma, las que pueden cavar el proyectil produciéndole marcas distintivas en forma de ranuras longitudinales.


Además de las marcas hechas por el estriado y por las rebabas de las bocas de los cañones, pueden presentarse otras que se producen cuando la bala golpea el cono de forzamiento (Fig. 5). En las armas que no poseen el cono de forzamiento, el estriado comienza abruptamente, en tanto el diámetro interno del cañón en la parte estriada es menor que el que le precede inmediatamente y los bordes aguzados de los macizos cavan al proyectil cuando éste los golpea.

Fig. 5


Extraído de: Guzmán, Carlos A., “Manual de Criminalística”, Pág. 516.

En los proyectiles disparados por revólveres, se pueden presentar otras marcas producidas por patinaje (Fig. 6), el cual ocurre cuando el proyectil golpea los macizos del cañón luego de adquirir alta velocidad en su paso del cartucho al sector estriado, el proyectil resiste el intento de los macizos de producir un movimiento de rotación, provocando de esta forma el patinaje. En este tipo de proyectiles, los campos serán más anchos hacia la ojiva que en la base.


Fig. 6

Extraído de: Guzmán, Carlos A.,”Manual de Criminalística”, Pág. 516.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

molto bom

ANDREA dijo...

QUE INTERESANTE ENCONTRAR UN BLOG ASI, YA QUE SE NOTA QUE TE GUSTA ESTA CARRERA COMO A MI .
andrea.torres-20@hotmail.com

Anónimo dijo...

mmmm muy flojo lo tuyo...seras un seudo balistico?