lunes, 8 de agosto de 2011

Avance en el análisis de huellas dactilares


----Entrada de prueba----
Un nuevo método basado en una tecnología...
Un nuevo método basado en una tecnología para extraer las huellas dactilares de la escena del crimen puede mostrar si un sospechoso ha tomado drogas o ha estado en contacto con explosivos. 
Investigadores de la Universidad de Sheffield Hallam han desarrollado una forma de registro de las huellas que se pueden identificar sustancias que entraron en contacto, y las secreciones del cuerpo de una persona. 
Esto podría proporcionar nueva información sobre las acciones de un sospechoso y los hábitos. 
Los científicos esperan que la tecnología esté disponible para la policía dentro de tres años. 
Las huellas dactilares no sólo contiene un patrón de crestas, sino también el material de la superficie de la piel y las secreciones humanas glandular. Los métodos actuales de la policía sólo puede escanear el patrón de cresta para comparar con los registros de base de datos. 
Esto tiene un valor limitado, según el autor principal Dr. Javier Francese: "Una persona sin antecedentes no aparecerá en esta base de datos" 
El nuevo método tiene varias imágenes de una impresión de muchas superficies diferentes, usando una tecnología llamada espectrometría de masas de imágenes para producir una firma química detallada. 
"Utilizamos un polvo especial que puede recuperar las impresiones de vidrio, madera, metal y cuero. Al rociar un solvente en el polvo, se disuelve en los cristales que contienen sustancias químicas. Estos pueden mostrar contaminantes, tales como drogas, explosivos o productos cosméticos en la piel , "dijo el Dr. Francese a la BBC. 
Toque de prueba
En un ejemplo, los científicos fueron capaces de confirmar si un sujeto de una determinada huella dactilar había entrado en contacto con un condón. Ellos creen que esto podría ayudar a proporcionar evidencia en casos de delincuencia sexual. 

Nos podría proporcionar no sólo una imagen, sino una historia sobre el criminal

Dr. Javier Francese Sheffield Hallam University

El proceso también detecta fármacos que ha ingerido un sospechoso - como el Dr. Francese descubrió cuando tomaba una taza de café antes de la prueba a sí misma. 
"He encontrado indicios de cafeína en mi propias impresiones, que aumentó en mi cuerpo al absorber la bebida." 
Los investigadores creen que esto podría ser utilizado para detectar drogas ilegales consumidas por un sujeto. 
La tecnología de huella digital se ha visto ensombrecido en los últimos años, las pruebas de ADN ha demostrado ser un medio más preciso de los perfiles criminales. Sin embargo, el doctor cree que las huellas dactilares tiene el potencial para producir una información más completa. 
"No podría proporcionar sólo una imagen, sino una historia sobre el criminal" -. Quiénes son. Será capaz de decir mucho más acerca de un sospechoso de lo que podía." 
El Ministerio del Interior británico ha invertido £ 80.000 en investigación, y el Dr. Francese es optimista de que el sistema pronto estará disponible para la policía. 
"Se necesita tiempo para integrar todas las tecnologías nuevas, pero yo creo que va a tomar dos o tres años para que esto suceda."
Fuente: BBC

jueves, 4 de agosto de 2011

El caso Fernando Carrera. "El Rati Horror Show" - Primera Parte

Los siguientes relatos no son propios. Las apreciaciones ajenas solo se exponen de manera ilustrativa.

- -

En enero de 2005 Fernando Ariel Carrera se encontraba en su auto a metros del Puente Alsina (venia de dejar a sus tres hijos en la casa de su abuela) esperando que el semáforo le diera luz verde para cruzar desde Pompeya a Lanús (Buenos Aires, Argentina).
Al mismo tiempo, efectivos de la Comisaría 34 buscaban a tres ladrones en un auto blanco que en la zona habían realizado dos robos. Con ese único dato, al ver el Peugeot 205 blanco de Carrera, los policías, dispuestos a detenerlo, se dirigen hacia él a bordo de un vehículo sin sirena ni insignia alguna que los identificara como agentes de la Policía Federal.


FERNANDO ARIEL CARRERA CON UNO DE SUS HIJOS, ANTES DE LO SUCEDIDO

Carrera ve en ese momento un auto acercándose a toda velocidad con uno de sus integrantes (desaliñado, con pelo largo y barba) con medio cuerpo fuera de la ventanilla y apuntandolo con un arma de fuego. Temiendo ser asaltado, Carrera acelera y dobla hacia Capital. Pero ya su suerte estaba echada.

El policía dispara y el impacto le da de lleno en la mandíbula, dejándolo inconsciente. Carrera sigue manejando por inercia y su coche recorre 500 metros, en ese trayecto su vehículo atropella y mata a tres personas hasta que se detiene al chocar contra una camioneta frente a la Iglesia de Pompeya, las victimas: dos mujeres y un niño de seis años. Los policías se bajan del auto, forman un abanico y disparan sobre Carrera. Desde el puente y hasta estos disparos finales, los efectivos policiales dispararon 18 veces contra Fernando Carrera. Ocho de esos disparos impactaron en su cuerpo.
Los medios de prensa bautizan el caso como “La Masacre de Pompeya” e informan de un supuesto redd delictivo en el cual unos delincuentes habían asesinado a tres personas inocentes, cuando en realidad se trataba de un nuevo caso de gatillo fácil y armado de causas judiciales.
Carrera es acusado de robo agravado y homicidio, siendo trasladado al penal de Marcos Paz. Su mujer busca la ayuda del Programa Nacional Anti-Impunidad del Ministerio de Justicia, quienes al comprobar que Carrera efectivamente es inocente, la asesoran judicialmente. Fernando nunca tuvo antecedentes penales anteriormente.
El Dr. Federico Ravina y la Dra. Rocío Rodríguez se convierten en sus abogados defensores.
Antes del comienzo del juicio, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel –entre otras organizaciones de derechos humanos– manifiestan su apoyo a Carrera y a su familia, avalando la teoría de la causa judicial armada.
Durante las audiencias, los abogados de Carrera desentrañan la causa armada: cuatro de los testigos que en la instrucción aparecían diciendo que habían visto a Carrera disparar, lo negaron frente a los jueces; parte de las pruebas procesales misteriosamente desaparecieron; ninguno de los damnificados por los robos reconoció a Carrera como el autor de los hechos; todos los testigos afirman no haber escuchado sirenas durante la persecución; entre otras tantas irregularidades presentes en la causa.


Progreso de la Causa Hasta la Fecha

EL 7 de junio de 2007 Fernando Ariel Carrera fue condenado a 30 años de prisión. Hasta hoy sigue detenido en el penal de Marcos Paz.
En diciembre de 2009, Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel y Enrique Piñeyro se presentaron ante la Corte Suprema de Justicia bajo la figura de Amicus Curiae (Amigos del Tribunal) adjuntando a la presentación el video que mostraba las incontables irregularidades del expediente.
Con el voto favorable de tres miembros del tribunal, se le dio vista al Procurador General de la Nación, Esteban Righi, para que dictamine si la Corte Suprema debe abocarse o no a la revisión de la causa.
En julio de 2010, la Procuración General encabezada por ESTEBAN RIGHI, LE RECOMIENDA A LA CORTE SUPREMA CONFIRMAR LA SENTENCIA DE 30 AÑOS DE PRISIÓN PARA FERNANDO CARRERA.

El Rati Horror Show

Enrique Piñeyro creó la peli documental "EL RATI HORROR SHOW", que refleja con pruebas fehacientes como se mando a la cárcel a una persona COMPLETAMENTE INOCENTE, sin tener absolutamente nada que ver en el asunto.

- -

FOTO DEL AUTO DE CARRERA (CON LASER LA PROYECCION DE LOS DISPAROS DE LA POLICIA)





domingo, 10 de julio de 2011

Liderazgo: ¿Psicópatas?

Fuente: BBC

Los psicópatas que nos lideran

Al parecer hay varios psicópatas que viven felices entre nosotros... de hecho, son bastante exitosos.
"Y destilan una malevolencia casi invisible, especialmente si son líderes empresariales. Pueden afectar al Capitalismo. Y creo que eso fue lo que vimos con la crisis bancaria: es capitalismo moldeado por una especie de psicopatía. Es extraordinario que los psicópatas puedan tener tanto poder, que puedan moldear toda una sociedad", le dijo Ronson a BBC Mundo.

Lo que Ronson encontró y plasmó en su libro "A Psychopath Test" (El test del psicópata) era algo que varios psicólogos de renombre sospechaban desde hace tiempo y que al menos dos de ellos, el profesor emérito de psicología Robert Hare y el doctor Paul Babiak, psicólogo industrial y organizacional, ya habían puesto a prueba.

Fueron ellos los que en el título de su libro acuñaron la frase "Serpientes con trajes", que a algunos les recuerda a alguien con quien han trabajado.


Los doctores la usan para describir a personas con las que se toparon en una investigación quienes, a pesar de no rendir bien en su empleo, habían logrado reptar hacia los niveles más altos de las compañías que los empleaban.



Mercado de valores

"El capitalismo en su expresión más despiadada es
una manifestación de psicopatía", dice Ronson

Durante los últimos tres años, siete compañías diferentes le pidieron a Babiak que les ayudara a determinar cuáles de sus empleados eran prometedores.

Entre los candidatos había desde supervisores hasta directores ejecutivos.

Al tiempo que examinaba su desempeño y potencial en general, a Babiak le permitieron usar la Escala de Calificación de Psicopatía de Hare (Escala PCL-R), una prueba psicométrica que se usa para evaluar si criminales tienen tendencias psicópatas.

Babiak descubrió que de las 203 personas a las que les hizo el test, una de cada 25 clasificaron como psicópatas, a pesar de no tener un pasado criminal.

Eso es cuatro veces más de lo que se espera encontrar en la población en general.


son superficialmente encantadores

¿Es su jefe un psicópata? Estos son algunos de los signos delatores

  • se creen los mejores
  • no tienen metas específicas
  • mienten fácilmente
  • no sienten remordimiento
  • sus afectos no son profundos
  • son fríos, inconsiderados y despectivos
  • sólo ayudan cuando les conviene
  • son irritables, se enfurecen a menudo y son impacientes e impulsivos


Los mejores


Cuando Hare revisó la información, descubrió algo más.

"Las evaluaciones internas de las compañías sobre estas personas a menudo decían cosas como 'esta persona es un líder -innovador, inteligente, confiable, energiza la oficina cuando llega, etc.-'", según le dijo Hare a BBC Focus.

"De hecho, entre más alto marcaran en la prueba de psicopatía, mejor la opinión que sus superiores tenían de ellos".

La Escala de Calificación de Psicopatía de Hare usualmente sólo se le administra a internos en hospitales psiquiátricos de alta seguridad, para determinar si es conveniente liberarlos.

Pero en este caso se trataba de personas aparentemente normales. Y eran esas características, que le habían permitido a otros a matar y mutilar sin empatía, las que le habían posibilitado a la gente que Babiak estaba evaluando abrirse el camino para sobrepasar a sus colegas.

Un instrumento peligroso


Cuando Ronson se enteró de que entre psicologos de renombre, y no sólo Bibak and Hare, había un consenso de que los psicópatas gobernaban el mundo, se le disparó la curiosidad.


"Yo siempre pensé que la sociedad era fundamentalmente algo racional pero ¿y si no lo es? ¿Y si está basada en la locura?", se preguntó.

Conciente de que la Escala de Hare sólo debe ser utilizada por personas debidamente entrenadas, asistió a un seminario dictado por el autor de la prueba, Robe Hare.


Una vez comprendida la herramienta, se dedicó a explorar la posibilidad de que existiera una explicación al inexplicable comportamiento de algunos líderes políticos y empresariales.

Tras numerosas entrevistas, con personajes que incluyen desde científicos hasta pacientes mentales o criminales condenados, Ronson concluye que "la psicología está en lo cierto: esta gente (los psicópatas integrados) existe y es poderosa" y que "el capitalismo en su expresión más despiadada es una manifestación de psicopatía".

Pero eso no fue lo único que descubrió: cuando se reunió con el ejecutivo estadounidense Al Dunlap, alias "Motosierra" por la cantidad de gente que despidió durante su carrera como especialista en rescate de empresas, notó algo más.

"Cuando estaba entrevistando a Dulap, yo mismo me torné en una especie de psicópata, pues lo único que me importaba era probar que él era un psicópata. Así que en el libro dejo registrado que -armados con este tipo de herramientas (la Escala de Hare)- todos podemos ser fríos y duros, inhumanos, como los psicópatas", le explicó a BBC Mundo.

Y esa revelación lo sorprendió tanto como la otra. La conclusión: el test "no se debe usar a la ligera".


Articulo Original BBC